fbpx

Irak "rechaza categóricamente" el llamamiento durante un evento en Erbil a establecer lazos con Israel

El primer ministro recalca que “la propuesta de la normalización es rechazada por el Estado iraquí”MADRID, 25 Sep. 2021 (Europa Press) -El Gobierno de Irak ha “rechazado categóricamente” este sábado la “reunión ilegal” celebrada el viernes en la capital de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, Erbil, en la que cerca de 300 participantes reclamaron la normalización de las relaciones diplomáticas entre Irak e Israel.”El Gobierno (iraquí) confirma que estas reuniones no representan al pueblo y a los residentes de las queridas ciudades iraquíes a pesar de que estas personalidades intentan desesperadamente hablar en nombre de sus residentes”, ha señalado el primer ministro, Mostafá al Kazemi, en un comunicado publicado a través de la página web de su oficina.Así, ha resaltado que “la propuesta de la normalización es rechazada por el Estado iraquí de forma constitucional, legal y política” y ha agregado que las conclusiones de la citada reunión son “un intento de confundir la situación general y azuzar el tono sectario” antes de las elecciones generales convocadas para el 10 de octubre.”El Gobierno iraquí ha expresado claramente su postura histórica y consistente en apoyo a la justa causa palestina y su defensa de los derechos del pueblo palestino, especialmente su derecho a tener un Estado independiente con Jerusalén como su capital, así como el rechazo a los asentamientos, la agresión y la ocupación ejercida contra Israel contra el hermano pueblo palestino”, ha zanjado.La reunión en Erbil fue organizada por el ‘think tank’ estadounidense Centro para las Comunicaciones de Paz y en la misma participaron cientos de representantes suníes y chiíes, entre ellos líderes tribales. Los firmantes pidieron a Bagdad que se sume a los ‘Acuerdos de Abraham’, a los que se han adherido hasta ahora Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin, Sudán y Marruecos para establecer relaciones con Israel.Uisam al Hardan, líder del Movimiento Hijos del Despertar de Irak, ha indicado en una pieza de opinión en ‘The Wall Street Journal’ que en la reunión participaron intelectuales, activistas y líderes tribales. “Ahora, mientras intentamos reconstruir el país, nos comprometemos con un despertar de la paz”, ha dicho.”Al intentar reconstruir Irak tenemos que reconectar con toda nuestra diáspora, incluidos los judíos. Rechazamos la hipocresía de algunos grupos en Irak que hablan bien de los judíos iraquíes mientras denigran su ciudadanía israelí y al Estado judío, que les dio asilo”, ha argüido Hardan.En esta línea se ha expresado el exparlamentario iraquí Mizal Alusi, quien ha hecho campaña durante años para el establecimiento de relaciones entre Israel e Irak. Así, ha pedido en declaraciones a la cadena de televisión kurda Rudaw el establecimiento de unas “relaciones equilibradas” entre ambos países y “el ejercicio de la soberanía (iraquí) libre de la hegemonía de las milicias y de Irán”.Por contra, el influyente clérigo chií Muqtada al Sadr ha indicado que las autoridades de Erbil “deben prohibir estas reuniones terroristas sionistas” y ha pedido a las autoridades iraquíes que arresten a los participantes, amenazando con tomar medidas por su cuenta, según un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter.Por su parte, el ministro de Exteriores de Israel, Yair Lapid, ha indicado en declaraciones a ‘The Times of Israel’ que “el evento en Erbil es una fuente de esperanza y optimismo”. “Israel está siempre buscando vías para ampliar el círculo de la paz y trabajamos con amigos de todo el mundo para lograrlo”, ha explicado.”La normalización beneficia a toda la región y nos ayuda a alejarnos del extremismo y el caos que ofrecen los actores negativos para la estabilidad, la prosperidad, la moderación y la cooperación”, ha dicho Lapid, quien ha hecho hincapié en que “el pueblo judío comparte una profunda conexión histórica con Irak”.”Por ello, decimos al pueblo de Irak que hoy tenemos más cosas que nos unen que aquellas que nos dividen y mucho más que ganar de la paz que de un conflicto innecesario”, ha zanjado. Irak está oficialmente en guerra con Israel y apoya el boicot de la Liga Árabe al país.

Fuente: La Nación

Comparte este artículo en:

El primer ministro recalca que “la propuesta de la normalización es rechazada por el Estado iraquí”MADRID, 25 Sep. 2021 (Europa Press) -El Gobierno de Irak ha “rechazado categóricamente” este sábado la “reunión ilegal” celebrada el viernes en la capital de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, Erbil, en la que cerca de 300 participantes reclamaron la normalización de las relaciones diplomáticas entre Irak e Israel.”El Gobierno (iraquí) confirma que estas reuniones no representan al pueblo y a los residentes de las queridas ciudades iraquíes a pesar de que estas personalidades intentan desesperadamente hablar en nombre de sus residentes”, ha señalado el primer ministro, Mostafá al Kazemi, en un comunicado publicado a través de la página web de su oficina.Así, ha resaltado que “la propuesta de la normalización es rechazada por el Estado iraquí de forma constitucional, legal y política” y ha agregado que las conclusiones de la citada reunión son “un intento de confundir la situación general y azuzar el tono sectario” antes de las elecciones generales convocadas para el 10 de octubre.”El Gobierno iraquí ha expresado claramente su postura histórica y consistente en apoyo a la justa causa palestina y su defensa de los derechos del pueblo palestino, especialmente su derecho a tener un Estado independiente con Jerusalén como su capital, así como el rechazo a los asentamientos, la agresión y la ocupación ejercida contra Israel contra el hermano pueblo palestino”, ha zanjado.La reunión en Erbil fue organizada por el ‘think tank’ estadounidense Centro para las Comunicaciones de Paz y en la misma participaron cientos de representantes suníes y chiíes, entre ellos líderes tribales. Los firmantes pidieron a Bagdad que se sume a los ‘Acuerdos de Abraham’, a los que se han adherido hasta ahora Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin, Sudán y Marruecos para establecer relaciones con Israel.Uisam al Hardan, líder del Movimiento Hijos del Despertar de Irak, ha indicado en una pieza de opinión en ‘The Wall Street Journal’ que en la reunión participaron intelectuales, activistas y líderes tribales. “Ahora, mientras intentamos reconstruir el país, nos comprometemos con un despertar de la paz”, ha dicho.”Al intentar reconstruir Irak tenemos que reconectar con toda nuestra diáspora, incluidos los judíos. Rechazamos la hipocresía de algunos grupos en Irak que hablan bien de los judíos iraquíes mientras denigran su ciudadanía israelí y al Estado judío, que les dio asilo”, ha argüido Hardan.En esta línea se ha expresado el exparlamentario iraquí Mizal Alusi, quien ha hecho campaña durante años para el establecimiento de relaciones entre Israel e Irak. Así, ha pedido en declaraciones a la cadena de televisión kurda Rudaw el establecimiento de unas “relaciones equilibradas” entre ambos países y “el ejercicio de la soberanía (iraquí) libre de la hegemonía de las milicias y de Irán”.Por contra, el influyente clérigo chií Muqtada al Sadr ha indicado que las autoridades de Erbil “deben prohibir estas reuniones terroristas sionistas” y ha pedido a las autoridades iraquíes que arresten a los participantes, amenazando con tomar medidas por su cuenta, según un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter.Por su parte, el ministro de Exteriores de Israel, Yair Lapid, ha indicado en declaraciones a ‘The Times of Israel’ que “el evento en Erbil es una fuente de esperanza y optimismo”. “Israel está siempre buscando vías para ampliar el círculo de la paz y trabajamos con amigos de todo el mundo para lograrlo”, ha explicado.”La normalización beneficia a toda la región y nos ayuda a alejarnos del extremismo y el caos que ofrecen los actores negativos para la estabilidad, la prosperidad, la moderación y la cooperación”, ha dicho Lapid, quien ha hecho hincapié en que “el pueblo judío comparte una profunda conexión histórica con Irak”.”Por ello, decimos al pueblo de Irak que hoy tenemos más cosas que nos unen que aquellas que nos dividen y mucho más que ganar de la paz que de un conflicto innecesario”, ha zanjado. Irak está oficialmente en guerra con Israel y apoya el boicot de la Liga Árabe al país.

Fuente: La Nación

Comparte este artículo en: