fbpx

Jaime Rosemberg

Profile page

About Jaime Rosemberg

  • Email:
  • Nice Name: jaime-rosemberg
  • Website:
  • Registered On :2021-05-16 12:25:16
  • Logged in as: Jaime Rosemberg

Jaime Rosemberg Messages

Las explosivas declaraciones del ministro de Economía, Paulo Guedes, y su “invitación” a la Argentina a “retirarse” del Mercosur si está “incómoda” con la “modernización” del bloque común encendieron las alarmas en la Casa Rosada.Un día después de aquel desafío del ministro clave de Jair Bolsonaro, el presidente Alberto Fernández recibió en su despacho a los funcionarios vinculados con la relación bilateral. El canciller Santiago Cafiero; los ministros Martín Guzmán (Economía) y Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) y la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca, analizaron la nueva situación planteada, y barajaron soluciones al diferendo por la rebaja del Arancel Externo Común, una demanda brasileña que desde Balcarce 50 confían en resolver pronto.Cristina Kirchner, contra Mauricio Macri por una noticia sobre el blanqueo: “Hasta llegaron a enfermar a mi hija”El propio Cafiero mantuvo este martes una conversación -que definió como “constructiva- con su par brasileño, Carlos França. “Hablamos sobre la potencialidad que tiene la coordinación entre ambos países en materia de infraestructura”, señaló a través de las redes sociales, para luego enfatizar: “Para Argentina preservar la unidad regional es una política de Estado”. El Palacio de Itamaraty, por su parte, también destacó el llamado telefónico resaltado los “intereses comunes”.Mantuve una charla constructiva con el Ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Carlos França. Hablamos sobre la potencialidad que tiene la coordinación entre ambos países en materia de infraestructura.Para Argentina preservar la unidad regional es una política de Estado. https://t.co/RZc49M2faZ— Santiago Cafiero (@SantiagoCafiero) September 29, 2021“La Argentina continuará trabajando de manera amistosa y en favor de los sectores productivos y el empleo regional con los gobiernos de Brasil, Uruguay y Paraguay. El diálogo y el consenso son las herramientas características del Mercosur, una creación colectiva que cumplió 30 años”, contestaron con mesura fuentes de la diplomacia, consultadas por las advertencias de Guedes, haciendo hincapié de manera implícita a la imposibilidad de bajar aranceles de manera indiscriminada en todos los rubros, como pretende Brasil, con el apoyo de Uruguay.“Para la Argentina preservar la unidad del bloque regional es una política de Estado. Los equipos técnicos de la Cancillería y de los ministerios respectivos están trabajando porque el Mercosur sigue siendo una instancia estratégica para la integración y el desarrollo económico”, agregaron las fuentes, dejando en claro que la negociación sigue abierta para encontrar una solución que satisfaga a los socios del bloque regional.Tal como lo hacía bajo la gestión de Felipe Solá, la cancillería hoy comandada por Cafiero cree que “hay diferencias” entre la posición irreductible de Guedes, quien reiteró que Brasil no aceptará “el Mercosur como herramienta de ideología”, con la de la cancillería de Brasil, siempre más propensa a privilegiar los acuerdos por sobre las disidencias.Las negociaciones con Brasil (y también con Uruguay, que busca flexibilizar acuerdos con terceros países sin acuerdo de sus tres socios) parecen imprescindibles, habida cuenta de la celeridad de los cambios que propone Guedes, principal espada de Bolsonaro, que tampoco tiene mucho tiempo: el año que viene buscará su reelección ante Luiz Inacio Lula da Silva, “amigo” del presidente Fernández y hoy con chances de volver al poder según sondeos brasileños. La presidencia pro tempore del Mercosur, que recibiera en julio de manos de la Argentina, parece ser el ámbito propicio para acelerar en su propuesta.“Argentina está en un momento muy delicado. No exigimos a la Argentina. Entendemos que usted no pueda venir ahora, entonces nosotros le damos waiver para venir en un año, en dos años, en tres años. Venga cuando quiera, pero no nos impida avanzar”, pidió el ministro de Economía de Brasil, dando por hecho que Uruguay y Paraguay acompañarán su propuesta de rebaja de impuestos a los bienes provenientes de otros países. Una aseveración que desde el Gobierno relativizan.Desde la Cancillería califican de “agresiva” la postura de Brasil, y hablan de “defender al Mercosur, sin dejar de proteger a los industriales argentinos”. Se centran en algunas industrias como la textil y la automotriz, que según el oficialismo quedarían en clara desventaja con una apertura indiscriminada de las importaciones. Aún el tema no fue tocado en profundidad por los cancilleres de los cuatro países, que disponen desde hace rato de un chat común en WhatsApp, porque Cafiero lleva apenas pocos días en su nuevo cargo.La mesura de la Cancillería contrasta con el optimismo incombustible de Daniel Scioli, el embajador argentino en Brasil, que de manera sigilosa trabaja para lograr “algún tipo de acuerdo con Brasil” por tema aranceles que obligue a Uruguay y Paraguay a acatar esas nuevas condiciones. Las declaraciones de Guedes parecen congelar esa ambición de lograr un acuerdo, sobre todo por la distancia ideológica y política que sigue separando a Bolsonaro del kirchnerismo.Una disyuntiva jurídica postergó el juicio a Cristina Kirchner por el caso VialidadEn tren de bajar la tensión con su principal socio, Argentina hizo también algún gesto hacia Uruguay, que anunció recientemente y a través de su presidente, Luis Lacalle Pou, avances en su acuerdo de libre comercio con China.La reciente foto del ministro de Defensa, Jorge Taiana, con su par uruguayo, Javier García Duchini, estuvo destinada a sumar armonía en un contexto de divergencias que, por lo que se vislumbra, continuará en los próximos meses.

Fuente: La Nación

 Like

La seguidilla de reuniones no se detuvo en el fin de semana. Dispuesto a continuar con la ola de medidas y anuncios que siguieron a la designación de nuevos integrantes en el gabinete, el gobierno de Alberto Fernández prepara para esta semana la presentación de iniciativas de “alto impacto”, con las que buscará continuar el sendero elegido para intentar revertir la derrota electoral en las PASO.Un amplio acuerdo con la Mesa de Enlace y otras entidades del campo, que incluiría la baja o la suspensión de retenciones y la liberación cuando menos parcial de las exportaciones de carne; la jubilación anticipada para desocupados con edad cercana al cese de actividades, y facilidades para el blanqueo de personal doméstico son medidas que figuran en la “agenda inmediata” del Gobierno, según indicaron a LA NACION altas fuentes oficiales. Serían anunciadas en los próximos días, de manera escalonada y como forma de seguir ocupando la agenda.“Platita” y sonrisas entre los escombros del Frente de TodosEn principio, los cañones están puestos en el acuerdo que el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, pueda lograr el martes en su encuentro con la Mesa de Enlace. “A los productores siempre les va bien con el peronismo, aunque es cierto que cometimos errores. Con el diálogo se pueden conseguir acuerdos”, comentaban, optimistas, cerca del Presidente.Juan Manzur junto al ministro de Agricultura, Julián DomínguezLuego de reunirse el sábado en Olivos con Fernández y el jefe de Gabinete, Juan Manzur, Domínguez pasó el domingo en la sede del ministerio con sus principales colaboradores, afinando las propuestas que desplegará en su reunión con los representantes de la Sociedad Rural, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Coninagro y la Federación Agraria. “Vamos a salir con todo”, prometían cerca del ministro, tratando de calmar la inquietud de los gobernadores peronistas de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba, aunque evitando dar detalles.Desde Balcarce 50 anticipaban otras dos medidas, que se suman a la suba del mínimo no imponible de Ganancias, el aumento del salario mínimo y el relajamiento en las medidas de cuidado contra el coronavirus, todas con participación activa de Manzur.Jubilaciones anticipadasUna de ella es darles la posibilidad de jubilarse a aquellos hombres de 60 años y mujeres de 55 que estén desocupados, a quienes se les abonaría el 80 por ciento de sus haberes hasta que transcurran los cinco años que les faltan para obtener su jubilación. “Es parte de una estrategia segmentada para llegar a todos los que sufrieron complicaciones por la pandemia y que además venían mal desde el gobierno de Cambiemos “, explicó una fuente oficial, aunque reconoció que se trata de un “universo muy chico”, de algo más de 30.000 personas en este momento.La segunda iniciativa, en tanto, tiene que ver con otorgar “facilidades” desde el Estado para favorecer el blanqueo del personal doméstico, ayudando de ese modo a los empleadores para que cumplan con sus obligaciones impositivas. El anuncio correrá este lunes por cuenta del propio Presidente, a las 11.30, desde la Casa Rosada.En el Gobierno evitan pronunciarse sobre el retorno del IFE, el beneficio que cobraron cerca de 9 millones de personas durante la pandemia, unos $90.000 millones que el ministro de Economía, Martín Guzmán, se negó a reeditar en los últimos meses. El regreso del IFE es pedido a viva voz por sectores que responden a la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien en su carta pública posterior a la derrota le pidió a Guzmán que ejecute más de dos puntos del PBI pendientes para dar respuestas económicas y sociales.Ricardo Lorenzetti: la derrota de un poderoso que decidió romper todos los puentesMientras Guzmán, con poco margen para resistirse, participa de las reuniones que derivan en anuncios, la inflación sigue siendo otro de los talones de Aquiles de la gestión.Como forma de sumarse a la “ola de actividad” oficial, la secretaria de Comercio, Paula Español, hizo saber que este lunes “coordinará un encuentro con los CEO de las principales cadenas de supermercados”, para “trabajar una agenda común para que el incremento del consumo forme parte de la reactivación económica, apuntalando la producción y la creación de empleo” y, sobre todo, para que no se traslade a los precios de la canasta básica.

Fuente: La Nación

 Like

Más “unidos y organizados” que en las PASO. Un “mensaje optimista” que muestre “mejoras”, evite volver a cargar las tintas en el adversario, y de “cercanía” más que de enojo con quienes votaron a otras opciones. Una conducción política y mediática clara y sin fisuras, que supere rencillas todavía latentes con fotos conjuntas que muestren “unidad en la diversidad”.De ese modo, el gobierno de Alberto Fernández y la cúpula del Frente de Todos ya encaran la campaña electoral, que prometen será radicalmente distinta a la que terminó en fracaso el 12 de septiembre. Una campaña que, esperan, les permita remontar la durísima derrota en las primarias, que desembocó en una catarata de reproches internos y la remoción parcial del gabinete nacional y bonaerense.Los oscuros nexos de Martín Insaurralde con el juego que preocupan a Axel KicillofCerca del Presidente aseguran que la sucesión de anuncios de mejoras económicas como la mejora del salario y la suba del mínimo no imponible de Ganancias, mezcladas con recientes nuevas libertades que da “el principio del fin de la pandemia”, continuará hasta el filo de la prohibición de anuncios de obras, allá por el 20 de octubre. Y que esa será “la base discursiva” a la que apelarán los candidatos de todo el país para convencer a los indecisos de las ventajas de votar al oficialismo, en recorridas “más tradicionales, de cercanía, en la calle”, según coinciden camporistas y albertistas con participación en los preparativos pre-electorales.De eso hablaron, el martes, el jefe de gabinete, Juan Manzur, los ministros Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Juan Zabaleta (Desarrollo Social) y Eduardo de Pedro (Interior), más el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, durante y después de un almuerzo con el Presidente. Fue Manzur, durante la reunión de gabinete a primera hora del miércoles, quien le informó a los ministros que Katopodis, De Pedro y Zabaleta conformarán el triunvirato que se pondrá al hombro la campaña, ya con Santiago Cafiero “corrido” de la jefatura de gabinete y centrado en su rol de canciller. Faltaron ese día Máximo Kirchner y Martín Insaurralde, flamante jefe de gabinete bonaerense, que también se sumarán a la “mesa de los lunes” que coordinará la acción en los distintos rincones del país, con eje en la provincia de Buenos Aires y también en los ocho distritos que renuevan senadores nacionales, vitales para conservar la mayoría en el “territorio” de Cristina Kirchner.La conducción “colegiada” buscará restañar heridas, sobre todo con De Pedro, para mostrar que su renuncia al cargo (que precipitara la crisis en el Gobierno) ha dejado pocas secuelas. “Con Manzur está todo bien, seguimos haciendo lo mismo desde el primer día”, minimizaron desde el despacho del ministro del Interior, que por si acaso se mostró el jueves con los gobernadores de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, y La Pampa, Sergio Ziliotto. Los nombres de la comunicación también serán otros, con la nueva secretaria de Medios, Valeria Zapesochny y el flamante vocero Juan Ross, en sintonía con Santiago “Patucho”Alvarez y Santiago Carreras, cercanos al cristinismo y que seguirán en el diseño general de la campaña.Sin enojos¿Y el mensaje? “(Mauricio) Macri perdió en las PASO de 2019 y se enojó con la gente, Alberto hizo lo contrario”, responden desde el Gobierno, con palabras similares a las que usó el Presidente en José C.Paz. Y afirman que con las “mejoras en la gestión” y con la incorporación concreta de peronistas históricos al gabinete, los intendentes no tendrán reparos en “jugar con la boleta entera” en lugar de preocuparse sólo por su boleta de concejales para salvar el pellejo. En estos días, cuentan desde la campaña del FDT, se tendrá un “mapa detallado” de cada distrito para avanzar con una “estrategia segmentada” que permita empalmar con las necesidades de cada distrito.Sputnik V: “No está a nuestro alcance”, la respuesta rusa a las preguntas del Congreso sobre la vacunaTanto Victoria Tolosa Paz, cabeza de lista en la provincia de Buenos Aires, como Leandro Santoro, primer candidato a diputado en la ciudad de Buenos Aires, esperan esas instrucciones generales para salir al ruedo. Luego de su inesperada derrota frente a la suma de los candidatos de Juntos por el Cambio, Tolosa Paz ya reactivó de manera discreta esta semana su participación en actos, junto al ministro de Hábitat Jorge Ferraresi en La Plata, y luego acompañando a Manzur y Zabaleta en un acto de gestión en Moreno. Desde la Casa Rosada afirman que su marido, el publicista José “Pepe” Albistur, seguirá incidiendo en las líneas estratégicas generales, pero aseguran que esta vez habrá “mayor coordinación”, en la búsqueda de segmentos específicos: quienes no fueron a votar, el “8-9 por ciento que votó a opciones minoritarias que quedaron fuera de las generales” y los que votaron a opciones como El frente de izquierda (FIT) o Florencio Randazzo, a quienes “podemos convencer de que voten a ganador”, detallan fuentes oficiales.Santoro, en tanto, se reúne con militantes y prepara un acto de relanzamiento de la campaña, el 2 de octubre en Villa Lugano, uno de los distritos más postergados del paisaje porteño. “Consignas nuevas, estética nueva, definiciones nuevas”, prometen desde el Frente de Todos porteño, con el senador camporista Mariano Recalde al frente de una campaña que deberá partir desde abajo, ya que la lista no superó el 25 por ciento de los votos, quedó lejos de María Eugenia Vidal y transformó el optimismo previo en desazón la noche del comicio.“En noviembre va a hacer más calor, la gente estará con menos restricciones, habrá mejor clima”, resumió en una entrevista radial la candidata a senadora bonaerense Teresa García, ya fuera de la gestión de Axel Kicillof y con la cabeza puesta en la remontada. “Una semana o dos es poco después de una derrota, pero acá ya se saldaron todos los debates. La vacuna funcionó, estamos haciendo mucho por la gente. Vamos a mejorar”, reiteran desde el oficialismo con optimismo irreductible.

Fuente: La Nación

 Like

Faltaban cuatro minutos para las 7 cuando el jefe de gabinete, Juan Manzur, atravesó el salón de los Bustos, sonriente y acompañado de dos colaboradores. Lo siguieron, uno a uno, los veinte ministros y dos secretarios que formaron parte de la primera reunión de gabinete, ordenada por el ministro coordinador, decidido a marcar una impronta de trabajo acelerado y logros constantes, siempre con la vista puesta-como todo el gobierno de Alberto Fernández-en las elecciones legislativas generales del 14 de noviembre próximo. El número que aparece en las peores pesadillas del GobiernoCon la demora de algunos minutos de los albertistas Santiago Cafiero y Matías Kulfas, y con el canciller y el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, a cada lado, Manzur comenzó la reunión que cambió los hábitos en un Gobierno acostumbrado a otros horarios y ritmos. Con una breve introducción, Manzur explicó los objetivos del Gobierno en el corto plazo. “Pidió trabajar más en equipo y romper la tendencia al aislamiento que nos impuso la pandemia”, contó el ministro de Defensa, Jorge Taiana, luego de más de dos horas de encuentro en el que “se habló de lo urgente y lo importante”, y que finalizó sin anuncios de importancia. “Fue muy interesante, cada ministro expuso su tarea, la de corto plazo y mediano plazo, es muy saludable que lo charlemos, la charla fue muy interesante” agregó su par de Seguridad, Aníbal Fernández, a La Nación+, ya en la explanada de salida y apurado por volver a su ministerio para reunirse con sus pares Sergio Berni (Buenos Aires) y el porteño Marcelo Dalessandro.Aníbal Fernández y Omar Perotti; el nuevo ministro de Seguridad se reunirá hoy con su par bonaerense, Sergio Berni (Télam/)Atrás había quedado una reunión multitudinaria, que generó expectativas y se extendió más de lo pensado originalmente. Adentro, la guardia periodística esperaba novedades, y afuera, por inusual orden del ministro del Interior, mozos de la Casa Rosada repartieron facturas y café para las cámaras y cronistas de guardia.“!Este Juan está loco! A esta hora! Parece que no tiene nada que hacer”, ironizó con amplia sonrisa y ante los periodistas el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, mientras buscaba el baño, en medio de la reunión. Cerca del jefe de gabinete estaba además, Valeria Zapesochny, colaboradora del exgobernador tucumano y flamante secretaria de Medios en reemplazo de Francisco Meritello, quien renunció a última hora de anoche.Con el Presidente en Olivos, preparando su discurso en el acto de José C.Paz, los funcionarios justificaban su ausencia. “Con Manzur y Aníbal se gana gobernabilidad, ellos no van a jugar en las elecciones. Y Alberto se desgasta menos”, justificó un vocero, que descartaba que Fernández participe en el futuro de estas reuniones, que Manzur pretende llevar a cabo de manera semanal.El amago de “Wado” de PedroCuando todo terminó, en el Gobierno comenzó la discusión para comunicar lo sucedido. Primero circuló el rumor de que sería De Pedro el encargado de enfrentar a los periodistas, pero la idea cambió en cuestión de minutos. Una manifestación de unos 15 activistas, que gritaron y pintaron en la vereda exterior la consigna “Manzur anti-derechos”, disuadió a los encargados de la comunicación, que volvieron a llevarse parlantes y equipos que habían traído a la explanada de Balcarce 50 y realizar allí la conferencia. “Ya se fueron, pero no nos podemos arriesgar a que vuelvan”, confesaban desde la organización de Presidencia.Pintadas contra Juan Manzur en Balcarce 50, en las puertas de la Casa RosadaFinalmente, además de Taiana, hablaron Carla Vizzotti (Salud), Alexis Guerrera (Transporte) y Daniel Filmus (Ciencia), quienes enfatizaron sobre la vigencia de una “nueva etapa” en la lucha contra la pandemia y dejaron un mensaje optimista. “La situación epidemiológica es óptima”, dijo la ministra de Salud a modo de defensa de las nuevas aperturas anunciadas ayer. “Estamos en una nueva instancia, y le vamos a mostrar a la sociedad todo lo que se está haciendo a lo largo y ancho del país”, agregó Guerrera. “Esto no es sólo de cara a las elecciones, sino vinculado a la pospandemia”, aclaró el ministro de Transporte, un rato antes de que Taiana afirmara que sectores de Juntos por el Cambio “cuestionan el voto popular”.

Fuente: La Nación

 Like

El celular de Osvaldo Jaldo se transformó, durante el fin de semana, en cuestión de Estado para el gobierno de Alberto Fernández. El propio Presidente, el titular de la Cámara baja, Sergio Massa, y la propia vicepresidenta Cristina Kirchner, entre otros, llamaron al hasta hace minutos vicegobernador de Tucumán para que acepte una tregua política con Juan Manzur, que luego de reunirse con él pidió licencia en ese cargo y voló para asumir por la tarde como jefe de gabinete del gobierno nacional. Quién es Osvaldo Jaldo, el reemplazante de Juan Manzur como gobernador de TucumánFue Manzur quien llamó por teléfono al Presidente para tranquilizarlo, según contaron a LA NACION altas fuentes oficiales. “Está solucionado”, le dijo el aún gobernador a Fernández, que cerca de la medianoche llegó a Olivos desde La Rioja, donde pasó un fin de semana de negociaciones y reuniones para darle forma al nuevo elenco ministerial. Mientras amagaba con no asumir el cargo nacional si no se solucionaba su entuerto con Jaldo, Manzur concertó con él una reunión matinal de la que surgió el acuerdo: Jaldo asume como gobernador, pero cede el control de la Legislatura tucumana y se compromete a no realizar cambios de fondo en la gestión de gobierno provincial.“Si en una familia que son cuatro o cinco muchas veces hay diferencias, cómo no va a haber diferencias en un Movimiento Nacional Justicialista o en el PJ en Tucumán que somos un montón. Por eso hay diferencias y parte de esas diferencias las hemos limado en las internas”, dijo Jaldo al salir de la reunión en relación a las públicas diferencias con Manzur, con quien se enfrentó a través de candidatos diferentes en las internas del domingo 12 pasado. “Hablé en tres o cuatro oportunidades ayer con el Presidente, hablé con el senador (Oscar) Parrilli, con Sergio Massa, con el gobernador ayer y hoy”, reconoció Jaldo, conforme por haber logrado el acuerdo que lo dejará en el sillón de la gobernación, al menos durante el lapso que Manzur sea jefe de gabinete nacional.Con tono relajado, Jaldo negó haber recibido ofertas de empleo alternativas para reducir sus pretensiones. “El Presidente jamás me ofreció ningún cargo, ni que me vaya a Buenos Aires”, dijo Jaldo, aunque trascendieron la presidencia del Banco Nación y una “secretaría importante” como la de Relaciones con las Provincias como prendas de negociación. Juan Manzur fue ministro de Salud de Cristina KirchnerPero lo cierto es que durante las últimas horas “nada fue más importante” para el Gobierno que destrabar el conflicto, ya que un “no” de Manzur hubiera significado el fracaso de las negociaciones entre albertistas y cristinistas que decantó en los nuevos integrantes del gabinete.¿Todo solucionado? En el Gobierno respiran aliviados, pero dejan abierta una puerta para la sospecha. “Jaldo es Cristina, que nunca lo quiso a Manzur. Y se queda con la gobernación”, se quejó por lo bajo un allegado al Presidente. “Habrá paz”, tranquilizaron desde ambos lados de la negociación tucumana.Manzur, en tanto, viajó a Buenos Aires sin confirmar aún quienes lo acompañarán en la tarea que inicia, en reemplazo de Santiago Cafiero, que será el nuevo canciller. Anoche recibió una elogiosa carta de felicitación de David Lau, el gran rabino de Israel, quien lo consideró “el hombre indicado en el lugar indicado” para asumir la jefatura de gabinete. Con esa particular bendición, Manzur asumirá hoy a las 16 el puesto para el que Cristina Kirchner lo había propuesto en su carta al Presidente, el jueves pasado.

Fuente: La Nación

 Like

El lunes posterior a las PASO fue un día de duelo para el kirchnerismo, complicado por la durísima derrota electoral, con epicentro en la provincia de Buenos Aires. Tal vez para mitigar la angustia, la titular de Inadi, Victoria Donda, concurrió a almorzar junto a tres acompañantes a un conocido bodegón de la calle San José al 200, con paella como menú compartido por los comensales.El final de un ciclo para un gobierno peligrosamente débilSegún curiosos e indiscretos testigos de la escena, Donda evidenció un buen humor permanente durante el almuerzo, sin rastros aparentes de la angustia que sí exhibieron otros miembros de la coalición gobernante ese mismo día, cuando los diarios graficaban un país casi totalmente pintado de amarillo. También, según ocasionales testigos del almuerzo, la funcionaria se ofreció incluso a pagar la cuenta por el consumo total y hasta se llevó un paquetito con el sobrante de la comida. “¿Habrá festejado la derrota?”, se preguntaron desde una de las mesas vecinas.Victoria Donda no desaprovechó la paellaNada parecía indicar que Donda, nombrada en el Inadi por Alberto Fernández, se terminaría sumando días después a la ola de renuncias que se inició con la dimisión del ministro del Interior, Eduardo de Pedro, alineado con la vicepresidenta Cristina Kirchner, y que generó un cataclismo en el Gobierno. Fuentes de la Casa Rosada no escondían su disgusto para con la funcionaria, a quien consideran “tropa propia” y a la que defendieron cuando estalló el escándalo con su exempleada doméstica, quien denunció que la exdiputada le habría ofrecido un puesto en la entidad que defiende los derechos de las minorías y no la correspondiente indemnización legal. Lo cierto es que la dimisión de Donda, al igual que la de De Pedro y otras tantas, no fue aceptada finalmente por el Presidente, pero desde la tropa albertista afirman que habrá “memoria” en relación a este y otros gestos que pusieron en jaque al Gobierno.El regreso “nac & pop” del montonero PerdíaAlgún desprevenido que pasaba por Plaza de Mayo el miércoles por la tarde podría haber pensado que se trataba de un espejismo. Pero no: Roberto Cirilo Perdía, el exlíder montonero y antiguo lugarteniente de Mario Firmenich, encabezaba en ese lugar, frente al Cabildo, un acto con viejos militantes del peronismo revolucionario, en el que dejó en clara la necesidad de una “segunda independencia” que le permita al país “dejar de ser pasto de los grandes poderes imperiales”, como anticipó en un video que circuló horas antes del encuentro.Roberto Cirilo Perdía, en el Cabildo, septiembre de 2021.Sin autocrítica por su responsabilidad en muertes de civiles y militares durante los años setenta, ni por “la contraofensiva” en la que murieron jóvenes de su propia organización, Perdía se fotografió con otros asistentes al evento. A sus 80 años, y con algo de nostalgia por volver al mismo y mítico lugar del que los Montoneros fueran expulsados por el propio Juan Perón, Perdía dijo que quiere “dejar atrás el actual amesetamiento” y crear “conciencia colectiva”.Los Moyano, el gasto más duro de roer para Rodríguez LarretaSin fondos disponibles para obras por la doble poda a la coparticipación de la ciudad, y a fin de no pasar más sobresaltos financieros, el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta llevó a cabo durante meses una trabajosa renegociación a la baja de todos los contratos con la ciudad. Con el entonces ministro de Seguridad Diego Santilli y el ministro de Economía, Martín Mura, como delegados e interlocutores, Larreta logró descuentos sustanciales en todos, menos en uno: el contrato por la recolección de la basura, que sigue en manos de los camioneros Hugo y Pablo Moyano.Hugo y Pablo Moyano, juntos en Independiente y en la vida gremial.“No pudimos hacer nada”, reconocen en el gobierno porteño, dando cuenta que los negociadores de los Moyano no accedieron a algunas contrapropuestas, como no recoger residuos los fines de semana y algunos feriados. “Con Hugo es así: hablás con él y está todo bien, pero si te manda a hablar con Pablo, estás listo”, agregaron con ironía desde la sede de la calle Uspallata, aliviados porque las podas no empañaron su victoria en las PASO.

Fuente: La Nación

 Like

“A las 6 de la tarde todos teníamos los mismos datos, incluida la oposición”, intentó explicar perplejo un funcionario con despacho en la Casa Rosada cómo se pasó de una victoria previsible del Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires a una aplastante paliza electoral de Juntos por el Cambio en casi todo el país.Aún no repuestos del todo del golpe, en el Gobierno atinaron hoy a negar cambios urgentes en el gobierno de Alberto Fernández. “No se trata de cambiar jugadores, sino de la forma de jugar”, evaluó otro funcionario importante y cercano al Presidente, sabedor-de todos modos-de la inminente ofensiva del kirchnerismo duro para instrumentar modificaciones. La presión ya comenzó con declaraciones como las de el expiquetero Luis D´Elía, quien de manera directa pidió las cabezas del jefe de gabinete, Santiago Cafiero, y del ministro de Economía, Martín Guzmán.Dos plebiscitos: uno aplaza al Gobierno y el otro desafía a la oposiciónPasada la medianoche, con el resultado irremontable, se habló anoche de cómo seguir, según fuentes oficiales que estuvieron en el búnker oficialista que se montó en Chacarita. El Presidente y su vice, Cristina Kirchner, intercambiaron impresiones con Máximo Kirchner, Axel Kicillof, Juan Zabaleta y Gabriel Katopodis, más algún otro participante. Sin definiciones concretas, se conversó de “impulsar la reactivación económica”. Un funcionario al tanto de las charlas argumentó: “La gente está enojadísima por todo, obviamente por la pandemia y porque no le llegan las mejoras en la economía”. Otro hombre cercano al Presidente daba una explicación similar. “Se perdió por la pandemia, vinimos a hacer un montón de cosas que no pudimos hacer”, reflexionaba. “La paliza fue para todos”Desde el albertismo impulsaron entonces el acto de hoy al mediodía del Presidente, junto a empresarios, sindicalistas y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, uno de los “funcionarios que no funcionan” apuntado por Cristina Kirchner desde hace meses. “Nadie habló de (Martín) Redrado superministro, la paliza fue pareja para todos”, se defendió un funcionario cercano al Presidente. “Se perdió en todos lados… ¿vas a cambiar todos los gabinetes? ¿el de Axel? el de Alicia? todos los que perdieron?”, se preguntó un incondicional del jefe de Estado. Alberto Fernández y Cristina Kirchner (Franco Fafasuli / POOL Argra/)De todos modos, y en privado, y más allá de los elogios de propios y ajenos al tono “humilde y autocrítico” que utilizó en la noche del domingo, el llamado a la acción lanzado por el Presidente en el discurso que siguió a la derrota despierta interrogantes en el propio seno del Frente de Todos.Una derrota enorme que cambia todo“A Alberto lo eligieron como el mariscal de la derrota, va a tener que cargar con ese sayo”, especuló un antiguo asesor presidencial. Con el mismo tono preocupado, se preguntó por la “credibilidad” del Presidente para encarar cambios profundos. “Hay que hacer las cosas con seriedad, más allá de que salgan bien, regular o mal”, dijo la fuente.El Presidente no definió aún si viaja a México para la reunión de la Celac y a Washington para la asamblea general de las Naciones Unidas, a realizarse el lunes próximo. La posibilidad de cambios de nombre en su equipo sobrevuela de todos modos la estrategia oficial.“Mucha gente estaba enojada, no se sintió contenida por nosotros”, dijo anoche el canciller Felipe Solá, a la salida del búnker. “Posiblemente haya cambios, pero no puedo estar en la cabeza del Presidente”, respondió a una consulta de radio Andina de Mendoza. Todo un indicativo de las dudas del Gobierno en torno al futuro.

Fuente: La Nación

 Like

Todo es expectativa en el búnker del Frente de Todos de Chacarita, en la recta final de la jornada de votación. Entre los funcionarios a cargo del operativo, con cara de póker y ansiedad indisimulable, circulaba una consulta prioritaria: “¿Tenes números?”Mientras se espera la llegada de los dirigentes, a las 15 quedó habilitada el área de prensa, un amplio gazebo ubicado a pocos metros de la entrada del Centro Cultural “C”, dónde se espera la llegada del presidente Alberto Fernández y sus candidatos. Advierten que no vendrán antes de las 21. Medialunas, gaseosas, agua y algunas frutas componen el catering que ya comenzaron a degustar cerca de 300 periodistas acreditados para la ocasión, que tienen prohibido el acceso al salón principal, reservado solo para cuatro fotógrafos más los invitados.Elecciones PASO 2021 en Argentina, en vivo: dónde voto, todas las listas de candidatos y cómo ver onlineEn el búnker de Chacarita se montaron también un escenario y un salón VIP para funcionarios.El Presidente votó hoy en Puerto Madero y almorzó con el precandidato a diputado nacional en la Ciudad Leandro Santoro en una parrilla del barrio porteño de Boedo. Dijo que estaba “muy contento y feliz” en una jornada de elecciones que “consolida la democracia”.Frente de Todos“Pudimos lograr un acuerdo entre todas las fuerzas políticas para postergar la elección por un mes. Eso hizo que se distribuyan doce millones de vacunas y la gente pueda ir a votar más tranquila”, declaró el Presidente, que remarcó que no dependía de él que se extendiera o no el horario de votación, sino de la justicia electoral.En el búnker del Frente de Todos se preparan para una noche larga. Matan la ansiedad chateando y cruzando encuestas en boca de urna.

Fuente: La Nación

 Like

Todo es expectativa en el búnker del Frente de Todos de Chacarita, en la recta final de la jornada de votación. Entre los funcionarios a cargo del operativo, con cara de póker y ansiedad indisimulable, circulaba una consulta prioritaria: “¿Tenes números?”Mientras se espera la llegada de los dirigentes, a las 15 quedó habilitada el área de prensa, un amplio gazebo ubicado a pocos metros de la entrada del Centro Cultural “C”, dónde se espera la llegada del presidente Alberto Fernández y sus candidatos. Advierten que no vendrán antes de las 21. Medialunas, gaseosas, agua y algunas frutas componen el catering que ya comenzaron a degustar cerca de 300 periodistas acreditados para la ocasión, que tienen prohibido el acceso al salón principal, reservado solo para cuatro fotógrafos más los invitados.Elecciones PASO 2021 en Argentina, en vivo: dónde voto, todas las listas de candidatos y cómo ver onlineEn el búnker de Chacarita se montaron también un escenario y un salón VIP para funcionarios.El Presidente votó hoy en Puerto Madero y almorzó con el precandidato a diputado nacional en la Ciudad Leandro Santoro en una parrilla del barrio porteño de Boedo. Dijo que estaba “muy contento y feliz” en una jornada de elecciones que “consolida la democracia”.Frente de Todos“Pudimos lograr un acuerdo entre todas las fuerzas políticas para postergar la elección por un mes. Eso hizo que se distribuyan doce millones de vacunas y la gente pueda ir a votar más tranquila”, declaró el Presidente, que remarcó que no dependía de él que se extendiera o no el horario de votación, sino de la justicia electoral.En el búnker del Frente de Todos se preparan para una noche larga. Matan la ansiedad chateando y cruzando encuestas en boca de urna.

Fuente: La Nación

 Like

El puntapié inicial de la guerra fue hace exactamente un año. Aquel 9 de septiembre de 2020, y casi sin previo aviso-el mensaje vía whatsapp llegó al celular de Horacio Rodríguez Larreta unos minutos antes del anuncio oficial-el presidente Alberto Fernández recortó, por decreto, 1,4 puntos de la coparticipación a la ciudad para apagar el conflicto con la policía bonaerense. La ofensiva, a la que se sumaría meses más tarde el proyecto de ley que fijó en $24.000 millones ($2000 millones mensuales) los fondos que el gobierno de Pro recibe para el funcionamiento de la policía porteña, definió el tono de un vínculo que nunca volvió a ser el mismo, y las simbólicas fotos que los mostraban en el combate conjunto a la pandemia se terminaron, sin espacio ya para la gestualidad del consenso.La campaña electoral que termina por estas horas volvió a ser escenario de la disputa (esta vez verbal) entre el kirchnerismo y Rodríguez Larreta, mientras la pelea por los fondos promete tener nuevos capítulos después de las PASO.Axel Kicillof acelera el gasto en Buenos Aires y agotó los recursos que le envía la Nación“En este momento no hay nada qué hablar. Cada uno está en su campaña”, definieron a La Nación cerca del Presidente. Y precisaron que el vínculo se limita a conversaciones puntuales entre el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y su par porteño, Felipe Miguel, por temas operativos, y entre la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y su colega porteño, Fernán Quirós, en relación a las políticas sanitarias y el programa de vacunación. Todo lo demás (terrenos, obra pública, traspaso de la Justicia) está a cargo de segundas líneas y a paso lento, coinciden referentes de ambas administraciones.Desde el gobierno porteño sostienen que el reclamo en la Corte para recuperar los fondos es “innegociable” y que la intención de la Casa Rosada fue “herir” el proyecto presidencial de Rodríguez Larreta. El “brutal” recorte en dos etapas a los fondos de la coparticipación de la ciudad dan sumados-según estimaciones del Ministerio de Economía porteño que encabeza Martín Mura-unos $70.000 millones de septiembre a septiembre, y de poco más de $76.000 millones de pesos para todo 2021. De todos modos, en el edificio de la calle Uspallata evalúan que la quita no afectó las chances electorales de Juntos por el Cambio, porque “la gente ya sabe que Horacio, si tiene plata, hace obras”, comenta una fuente oficial.Arenga de Horacio Rodríguez Larreta en el cierre de campaña de Juntos por el Cambio“Nos pudieron con nosotros”, coincidió ayer María Eugenia Vidal desde el escenario y en el acto de cierre de su campaña en la Rural, con Rodríguez Larreta a pocos pasos. La exgobernadora bonaerense y candidata porteña prometió además “recuperar” ese flujo de dinero, aunque no precisó de qué modo. “Vamos a sacar al kirchnerismo con las urnas”, dijo el jefe de gobierno en el mismo acto, con un tono inusualmente duro y dejando de lado su habitual tono moderado.Mientras Máximo Kirchner devolvía gentilezas y embestía, en un acto en Bahía Blanca, contra el jefe de gobierno y su “gran idea de eliminar las indemnizaciones por despido”(el propio Presidente agregó que “para ellos trabajar es un costo, por eso quieren parar las indemnizaciones”), desde el albertismo sostienen que la “redistribución” de fondos es “justa”, aunque promueven una posición “dialoguista” en relación al futuro del vínculo bilateral. “Dialogar y consensuar”, afirman cerca del Presidente cuando se los consulta por la relación. El candidato del Frente de Todos porteño, Leandro Santoro, se refirió poco y nada a ese recorte de fondos mientras enfocaba sus cañones, como el resto del oficialismo, en las “mudanzas” de Vidal a la ciudad y Diego Santilli a la provincia de Buenos Aires.En relación a la disputa judicial, desde el gobierno porteño no se hacen ilusiones, y afirman que el reclamo en la Corte Suprema por la devolución de esos fondos podría “llevar meses”, más allá de que el Gobierno tiene plazo hasta el próximo 28 de septiembre para dar su postura y sus argumentos sobre el caso. “El tema está planchado” coinciden en el Ministerio de Economía que encabeza Martín Guzmán, encargado de continuar con el trámite judicial, sin solución política en el horizonte cercano. “Se va a contestar en la Corte, claro”, corroboran desde un despacho importante de Balcarce 50, y dejan para “después de las elecciones” el retorno del diálogo “constructivo” con la administración porteña, un claro objetivo electoral de la Casa Rosada a horas de una elección crucial.

Fuente: La Nación

 Like